Relaciones con los inversores

Nuestra operación consiste en la extracción, producción, entrega y aplicación de sulfato de calcio agrícola.

Estamos ubicados estratégicamente en las cercanías de la zona conocida como la “zona agrícola núcleo” de Argentina y desde esa ubicación podemos también proveer nuestro servicio a los sectores agrícolas de Brasil, Paraguay y Uruguay.

Nuestra empresa provee la calidad de producto y el servicio profesional necesarios y sostiene la responsabilidad social y ambiental clave para el éxito comercial. Creemos que la promoción del uso de yeso agrícola es necesaria para el mantenimiento y la recuperación de los suelos. Nuestro producto es fundamental en la solución de las necesidades generadas por la creciente producción de alimentos y, al mismo tiempo, el sustento de tierras existentes con fines agrícolas.

Perspectiva del mercado y producción agrícola en el Cono Sur

Argentina
  • Más de 20 millones de hectáreas destinadas a la producción agrícola.
  • Más de 13 millones de suelos salinos.
Uruguay
  • Más de 1,5 millones de hectáreas destinadas a la producción agrícola.
  • Normas sobre mantenimiento de los suelos.
Brasil
  • Más de 100 millones de hectáreas destinadas a la producción agrícola.
  • Los suelos de Brasil tienen aluminio que el yeso agrícola puede ayudar a remover.
Paraguay
  • Más de 5 millones de hectáreas destinadas a la producción agrícola.
  • Paraguay tiene problemas de acidez, compactación y exceso de arcilla en los suelos.
Bolivia
  • Más de 1,5 millones de hectáreas destinadas a la producción agrícola.

Tierra cultivable

Tierra cultivable

Fertilizantes ecológicos y producción de alimentos

En la actualidad existe un gran potencial para el desarrollo de la industria de fertilizantes de especialidad. Las materias primas disponibles a nivel local podrían contribuir con la producción de fertilizantes solubles para el fertirriego (nuestro producto está incluido en este grupo), fertilizantes foliares, fertilizantes de minerales orgánicos (mezclas que podrían contener nuestro producto) e incluso muchos otros fertilizantes de especialidad de un valor varias veces superior al de las materias primas importadas.
La modernización insuficiente dentro de la región, los campos de baja productividad, el área trabajada de irrigación limitada junto con el bajo nivel de consumo de fertilizantes por área cultivada lleva a suponer que una solución viable podría ser la introducción de reformas al sistema agrícola a través de las cuales se profundice la evolución tecnológica de los procesos involucrados y se fomente un mayor uso de fertilizantes.

Distribución de la malnutrición de países en desarrollo (2010–2012)